Sobre lo sucedido en Córdoba

Ante el hecho ocurrido en un vehículo de Flecha Bus, en el cual se secuestraron cerca de 200 teléfonos celulares sin su correspondiente documentación, la empresa aclara que la unidad se encontraba fuera de servicio tras haber completado su trayecto desde Clorinda hasta Villa Carlos Paz por lo cual no transportaba ningún tipo de equipaje ni encomiendas.
Al finalizar los servicios es responsabilidad de los conductores descargar las bodegas ya sea entregando el equipaje a los pasajeros y descendiendo las encomiendas, todos identificados con los marbetes oficiales provistos por Ministerio de Transporte y Ministerio de Seguridad. El marbete posee un código para su escaneo y cuenta con dos troqueles: uno es para el pasajero (va adherido en su pasaje) y el otro debe ser adherido al listado de pasajeros que tiene el conductor de la unidad. Ningún objeto sin esta identificación puede ser transportado en los buses.
Además, como parte del reglamento del conductor, es su responsabilidad vaciar las bodegas al finalizar el viaje y, en caso de encontrar algún objeto extraviado, entregarlo en la boletería de destino y dejarlo asentado inmediatamente en la Hoja de ruta. En el momento del control policial, la unidad se encontraba regresando a la base de la empresa ubicada en Córdoba capital.
Fue en el camino por la autopista que une esas dos ciudades que la Policía Caminera detuvo al ómnibus —en el que sólo viajaban los dos conductores— para un control de rutina y encontró los teléfonos. Esos choferes quedaron demorados por Policía y el gerente de Recursos Humanos se presentó para ponerse a disposición de la investigación y dejar sentada la postura de Flecha Bus, que tomará las medidas internas correspondientes.
Flecha Bus ratifica su compromiso con la seguridad en el transporte, implementando no sólo medidas sancionatorias sino también preventivas, continuando con su programa de formación continua y concientización a conductores para evitar este tipo de hechos lamentables.